A través de las placas solares fotovoltaicas de autoconsumo puede generar su propia electricidad, y ahorrar parte de su factura de la luz con sistemas conectados a la red, o ser totalmente independiente en sistemas aislados. Al disminuir el coste en producción eléctrica, puede aumentar en competitividad. Debido a nuestras idóneas condiciones de radiación solar y a que, generalmente, los mayores consumos en empresas coinciden con las horas de sol, el rendimiento de la instalación fotovoltaica es máximo y permite amortizar la inversión en menos tiempo del que imagina.

Otra forma de aprovechamiento de la radiación solar consiste en su transformación directa en energía eléctrica mediante el efecto fotovoltaico. Existen fundamentalmente dos tipos de aplicaciones de la energía solar fotovoltaica: instalaciones aisladas de la red eléctrica y conectadas a la red.

El autoconsumo eléctrico es legal y viable, y aporta unos importantes beneficios económicos y medioambientales.

Actualmente, en países como España, las compañías de distribución eléctrica están obligadas por ley a comprar la energía inyectada a su red por estas centrales fotovoltaicas. El precio de venta de la energía también está fijado por ley de manera que se incentiva la producción de electricidad solar al resultar estas instalaciones amortizables en un corto periodo de tiempo.

Las ventajas del autoconsumo energético son muchas, entre las que se podrían destacar: Eliminación del coste fijo de su factura eléctrica.

GENERAR Y CONSUMIR UNO MISMO SU PROPIA ENERGÍA NUNCA FUE TAN SENCILLO. Contacte con nosotros